sábado, 26 de julio de 2008

Se abrieron debates profundos
La lucha agraria ha abierto un debate político de proporciones gigantescas en la clase obrera y el pueblo, y particularmente en el clasismo y la izquierda, sobre si el gobierno de Cristina Kirchner es “nacional y popular”, un gobierno nacionalista burgués” como el de Perón, o es un gobierno vende patria de burguesía intermediaria, gerente y garante de los negocios de distintos imperialismos. Si la lucha de los campesinos es reaccionaría, o es progresista y justa. Quiénes son los amigos de la clase obrera en el campo, quiénes los aliados, cuáles las fuerzas a neutralizar y quiénes los enemigos a golpear.
Se ha puesto en discusión a fondo la caracterización del tipo de país, del carácter de la revolución agraria y antiimperialista dirigida por la clase obrera o socialista de entrada, ¿somos un país oprimido por el imperialismo? ¿Qué diferencia hay entre burguesía intermediaria y burguesía nacional? ¿Cómo tratar a las naciones y pueblos originarios? ¿Los imperialismos son un factor externo e interno?
Todos estos debates abiertos están dividiendo aguas entre las fuerzas que se suman al gobierno, o las que dicen ser neutrales pero objetivamente ayudan al gobierno, porque lo consideran nacionalista burgués.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal