martes, 10 de marzo de 2009

Elecciones en Catamarca:


Kirchner fue el gran derrotado.

El gran ganador fue el voto bronca

El gobierno kirchnerista sufrió una dura derrota en las elecciones de Catamarca.
Fueron los Kirchner los que impulsaron la "nacionalización" de las elecciones provinciales catamarqueñas, y pagan en consecuencia. Viajó Cristina, el jefe de Gabinete Mazza, varios ministros, el jefe del Anses del que se sacaron los fondos para comprar votos, y cerró la campaña electoral Néstor Kirchner.


La "estrategia" electoral oficialista fue unificar al PJ. El kirchnerismo ya se había aliado con Ramón Saadi para la votación en el Senado de la resolución sobre las retenciones 125. El mismo Ramón Saadi que cayó tratando de garantizar la impunidad del crimen de María Soledad Morales. No es la única relación de los Kirchner con el "sadismo". La cabeza del kirchnerismo en Catamarca es Lucia Corpacci, prima de Saadi. Durante años gobernó la provincia Vicente Saadi (padre de Ramón, abogado de la Embajada de la República Democrática Alemana). En esos años, a Catamarca la manejaban dos familias: los Saadi y los Corpacci (la madre de Ramón es una Corpacci).
Además, Néstor Kirchner se alió, en esta ocasión, con Luis Barrionuevo, dirigente de los Gastronómicos y de la CGT disidente. Barrionuevo llegó a Buenos Aires de la mano de Vicente Saadi, que fue quién lo introdujo en el sindicalismo nacional. Ahora, Barrionuevo controla el aparato del PJ provincial, y se quedó con la mayoría de los diputados provinciales electos. Disconformes con el protagonismo kirchnerista en la campaña, Barrionuevo y Saadi tomaron distancias del resultado y pronosticaron la derrota.
El "armador" de la "unidad del PJ" fue Armando "Bombón" Mercado, ex marido de Alicia Kirchner, el hombre que proyectó a la política a Néstor Kirchner. "Bombón" era el operador del dirigente sindical petrolero Diego Ibáñez, y promovió a Néstor K a la intendencia de Río Gallegos (luego Ibáñez moriría en un "extraño accidente", y su hijo aparecería enterrado vivo en un hecho que, se dijo entonces, tendría relación con el narcotráfico). La verdad del falso progresismo kirchnerista quedó al desnudo con sus alianzas en Catamarca, al igual que el enorme deterioro del gobierno.

Las brasas arden.
La primera fuerza en las elecciones de Catamarca fue la abstención el voto en blanco y nulo: 103.877 personas, casi la suma de los 62.610 que votaron por el Frente Cívico y Social y los 48.285 de la Alianza Frente para la Victoria. El voto bronca fue el gran ganador. Aún descontando el 15% de no votantes (por enfermedad, viajes, etc.) suman 67.337 las abstenciones, blancos y nulos y también son la primera fuerza, aumentando casi el 8% respecto de las elecciones de 2007. Pero para ser igualitarios, habría que descontarle al Frente Cívico y al Frente para la Victoria lo que sumaron con fraude y la brutal compra de votos.
El Frente Cívico y Social gobernante en la provincia está hegemonizado por el radicalismo, que en las elecciones de 2007 fue parte del Frente para la Victoria kirchnerista. Brizuela del Moral fue "radical K" hasta la rebelión agraria, luego rompió al igual que el vicepresidente Cobos, aunque no es "hombre de Cobos" como quiere hacer aparecer cierta prensa (por eso no lo recibió en la campaña electoral y lo va a recibir dentro de 15 días). Catamarca fue castigado por el kirchnerismo con el recorte de los fondos. Pero Brizuela tiene la "caja" que le proveen las regalías del "Bajo de la Alumbrera", gran exportador de cobre y oro, cuyos dueños son una empresa Suiza (Xstrata, 50%) y dos canadienses (Goldcorp, 37%; y Yamana Resources, 12%), sospechadas de encubrir capitales ingleses.
Liliana Barrionuevo, hermana de Luis Barrionuevo –a quién critica por su alianza con Kirchner–, se presentó con la boleta del partido que organiza el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, y sumó los votos que perdió el PJ "unificado" (kirchneristas, barrionuevistas y saadistas), en relación a los que obtuvo el 2007.
PRO, el partido de Macri, apenas figura con el 0,84% de los votos: fracaso de las operaciones de prensa para promover su candidatura presidencial. La Coalición Cívica perdió casi dos tercios de los votos que sacó el ARI en el 2007. La izquierda funcional al kirchnerismo repitió sus candidaturas "testimoniales": el PO tuvo el 1,37%, y el PC (como Movimiento de Solidaridad) el 1,06%. También presentó candidaturas Libres del Sur, obteniendo el 0,47%.
El triunfo y el crecimiento del voto bronca demuestran que las brasas del Argentinazo están bien prendidas, y queman.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal